Nando Rocher
VIRTUOSO TALKS

Juego en el Espejo | Nando Rocher

Desde tiempos inmemorables hemos buscado como especie la manera de auto representarnos mediante formas graficas a través de un medio que ha perdurado en el tiempo. Las pinturas rupestres siempre fueron útiles a la hora de representar algún tipo de evento cotidiano como la caza, la pesca, la danza e incluso simplemente dejar una huella impregnando las palmas de las manos sobre la roca como un signo de identidad.

Continua Leyendo

culture addict

PODCAST

¿Morir de hambre por amor al Arte?

in CULTURE GLOBE

Por: Mac

Photo Cover  Jovan

Durante la adolescencia tuve interés en el arte, pintaba en todo lo que se me presentaba por delante, papeles sueltos, servilletas, paredes descuidadas.

En una ocasión cuando en la secundaria todavía el profesor revisaba los cuadernos nos pidieron los apuntes de historia; yo esperaba pacientemente que siguieran el orden alfabético de la lista y llamaran mi apellido – Itriago – escuché y caminé libreta en mano hacia el escritorio, extendí la libreta y me quedé de pie mientras mi profesora examinaba cada página.

En un gesto casi inconsciente y de película ella dirige su mirada hacia arriba deslizando los lentes de leer hacia la punta de la nariz y me pregunta – ¿qué nota se supone te coloque por presentación Itriago?

El comentario hacía alusión a la cantidad de garabatos y dibujos que había en las páginas y que se asomaban en una especie de ilustración de las fechas y personajes históricos.

Al terminar la secundaria quise aplicar para estudiar Artes en la universidad y la respuesta en casa fue categórica – ¡ARTE! y que es eso de estudiar ARTE… ¿acaso quieres morirte de hambre?

Recientemente leí un artículo interesante sobre el mito del artista muerto de hambre y me pareció que valdría la pena compartirlo. Una de las frases que impacta de entrada es “No necesitas ser un comemierda para ser un buen artista.” Josh Teal (@tealeoni)

Existe la falsa concepción de que el éxito, el talento y la creatividad van de la mano con un ego súper inflado y es que (sin intención de caer en política) mucha gente anda por la vida con la creencia de que su “arte” transforma el mundo y vuelve todo “grandioso otra vez

Crear conlleva un  proceso y como todo trabajo es labor individual desarrollarlo al máximo de las propias capacidades o al mínimo aceptable de la mediocridad mediática, tal y como lo expone Josh Teal en su articulo ¿Realmente eres un “artista muerto de hambre”, o solamente un imbécil pretencioso?  para VICE

Ser artista y vivir para contarlo parece es el cambio de paradigma, hay muchas cosas que se han transformado en los últimos cine años y es así que hay personas que desafían lo establecido innovando y utilizando el arte como una forma de protesta colectiva.

No se trata de negar la “realidad” de una situación, ya que en efecto y como lo menciona Víctor Selles en su post  El mito del artista muerto de hambre “Entendedme; que haya artistas que se mueren de hambre no es un mito, sino una triste realidad. Pero el hecho de que haya artistas que puedan superar su miseria y, a pesar de todo, crear, no debería ser nunca una excusa.”

En Miami, ciudad donde resido desde el 2003 la situación no es distinta a muchos otros lugares en el sentido de que es difícil contar con oportunidades para crecer y desarrollarse artísticamente. Una de las problemáticas más comunes enfrentadas por artistas de distintas disciplinas es llegar a esta ciudad proveniente de otro país en el que ya se tiene establecida una trayectoria o reconocimiento en el ámbito cultural.  El shock inicial de pensar que la experiencia es suficiente para obtener oportunidades de trabajo en canales de televisión local hace que más de una persona se dedique a trabajar en áreas completamente alejadas a lo artístico.

Sin embargo, no todo es negativo ya que bien conocido es el dicho que reza “la necesidad es la madre de las invenciones” por lo cual y gracias a las redes y a la consistencia de trabajo es posible reinventarse y lograr conquistar mercados locales. Tal es el caso del locutor venezolano Luis Chataing, quien después de dejar su país de origen Venezuela se vio en la necesidad de empezar de cero usando como catapulta los éxitos conseguidos a lo largo de más de 20 años de carrera en la radio y la televisión para abrirse espacio en un territorio inexplorado e inhóspito como lo es Miami.

En la actualidad la escena cultural de la ciudad está creciendo y hay muchas propuestas ocurriendo cada fin de semana, sin embargo, uno de los retos que se deben enfrentar a menudo es la falta de apoyo y difusión por parte de los medios de las obras y eventos, así como la poca respuesta por parte del público latino.

Puedes escuchar más sobre este tema en las entrevistas de nuestro Podcast  – Between Takes

Ser artista es como cualquier otra profesión, requiere formación, dedicación y saber proyectarte para comercializar tu obra.

Promover el Arte es tarea de todos.

Descubrir | Innovar | Compartir

1 69 70 71
Ir a Arriba